Contacto: (722) 235.20.65 /   info@homytareas.com  

   

Carretera Tenango-Toluca Vicente Guerrero No.748, Bo. San Miguel, Metepec, Edo. México.

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus

© 2013 by HOMY. All rights reserved.

  • Homy School

La mochila escolar: ¿saludable o dañina?


Las mochilas escolares vienen en todos los colores, tamaños y formas. Son una excelente manera de que el niño exprese su personalidad y también muy prácticas para portar los materiales de estudio. Pero muchos padres se preguntan hasta dónde es saludable o dañina para la salud del niño.

Beneficios de la mochila escolar

La mochila escolar, por lo general, trae diversos compartimentos. Así pues los niños pueden tener organizadas sus cosas según el tipo de objeto de que se trate.

Comparada con otro tipo de bolsos, la mochila permite que sean los músculos de la espalda y el abdomen –los más fuertes del cuerpo– los que carguen con el peso de los objetos.

Si se usa correctamente, el peso se distribuye de manera que el cuello y los hombros tengan la menor afectación posible.

Problemas que pueden causar las mochilas

Si se usa incorrectamente, la mochila escolar puede causar en el niño tensiones en los músculos y articulaciones y, por tanto, dolores de espalda.

Si van muy pesadas con libros, accesorios escolares y cosas personales, se producen compresiones insanas de la columna vertebral, pues el niño trata de compensar el peso con posturas inadecuadas.

Muchos chicos prefieren llevar las mochilas de un solo lado, porque es más fácil o a veces por moda, lo cual produce un peso extra en la zona cargada y, como consecuencia, daños en los hombros y cuello.

Por otra parte, las mochilas vienen con cintas y hebillas que al estar ajustadas al cuerpo, pueden interferir con la circulación y los nervios.

Mochilas escolares adecuadas

Como hemos visto, las mochilas por sí mismas no son dañinas, sino que hay que encontrar aquellas que sean buenas para el niño y colocárselas correctamente. Cuando los padres compren una mochila se recomienda lo siguiente:

  • Que sean ligeras: para no añadir más peso a lo que ya lleva el niño a la escuela.

  • Que las asas sean anchas y dobles: las tiras de la mochila estrechas pueden hundirse en los hombros.

  • Que sean acolchadas: no solo porque ofrece mayor confort, sino para evitar que el chico sea lastimado por objetos punzantes como reglas, lápices, cuadernos, etc.

  • Que tengan un cinturón en el talle: para ayudar a distribuir mejor el peso a lo largo del cuerpo.

  • Que tengan diversos compartimentos: porque el peso de los objetos se distribuye mejor, no queda en un solo lado.

No olvides ajustarle la mochila escolar a tu pequeño y enseñarle a usarla correctamente. Comprando una mochila adecuada, poniendo en ella un peso apropiado para el chico y usándola de la manera ideal, se previenen los daños que este útil objeto pudiera provocar y se preservan sus beneficios.


9 views