Contacto: (722) 235.20.65 /   info@homytareas.com  

   

Carretera Tenango-Toluca Vicente Guerrero No.748, Bo. San Miguel, Metepec, Edo. México.

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus

© 2013 by HOMY. All rights reserved.

  • Homy School

¿MATONEO VIRTUAL?


El Ciberbullying o matoneo virtual surge cuando el acoso que muchos sufrimos alguna vez en nuestro colegio, se traslada a entornos virtuales.

Es un fenómeno social que apenas empieza a ser estudiado y entendido. Las primeras investigaciones, realizadas en Europa y Estados Unidos, arrojan resultados que según los investigadores, permitirán entender y controlar este fenómeno en más o menos una década.

El acoso por medio de redes sociales se ha convertido en un problema que afecta a los jóvenes de todo el mundo, sin embargo, se ha comprobado que no es un fenómeno tecnológico sino social y que las comunidades que presentan altos índices de acoso cara a cara, los presentan también en los entornos virtuales.

Sin embargo, hay ciertas características que hacen que el impacto del acoso virtual sea más fuerte que el del acoso cara a cara.

*Permanencia del elemento de acoso: en las redes sociales un elemento puede permanecer visible durante mucho tiempo y durante las 24 horas del día, contrario a lo que pasa en los entornos físicos, de donde los niños y jóvenes pueden ausentarse.

Los matones en la red son más comunes que los acosadores sexuales. El cyber bullying es el mismo matoneo entre pares, pero trasladado a Internet. Y aunque para ‘montársela’ a otro los niños utilizan el chat, los mensajes de texto y el e-mail; Facebook se ha convertido en el medio más eficaz para lograr el objetivo de maltratar.

Otro agravante es que el victimario puede esconderse en el anonimato. Hay una aplicación en Facebook conocida como Bathroom Wall, que es una pared de baño virtual en la que se escriben secretos, chismes y mensajes sin que se revele el autor. Esto ha servido para que los matones se salgan con la suya. También es posible crear una cuenta a nombre de otro,. La abren con un ‘mail’ ficticio, bajan una foto de la persona y la pegan en la nueva página de Facebook, y empiezan a suplantar su identidad y a dar información que no es veraz: que sale con fulanito, que le gusta este otro y así. Y si todo esto se hace desde un terminal de un café internet, es muy difícil saber quién lo hizo.

Al permitírseles el anonimato, a estos jóvenes les resulta más fácil sacar su “parte primitiva” sin medir las consecuencias. Incluso, algunos que no son matones en la vida real podrían llegar a serlo por las características de este medio. Sin embargo, para que sea un caso de bullying es necesario que el acoso sea repetido y no un caso aislado.

Otro elemento que hace más peligroso el acoso virtual es que “en el que se da frente a frente, es posible que ante el malestar del otro el ‘bully’ (matón) reaccione.

Además, sucede lejos de la jurisdicción del colegio y de los padres, en un espacio sobre el cual los adultos no tienen mucho control, pues no se trata simplemente de detener una pelea a la hora de recreo. Aunque algunos niños piensan que enviar un mensaje contra otro a través de esta red social es un acto muy íntimo y sin repercusión, en realidad es como si lo gritaran con un megáfono en la calle.

El problema no es Facebook, como lo han tratado de ver algunos. En Nueva York, una joven de la Universidad de Albany demandó a este sitio por tres millones de dólares pues durante el bachillerato fue víctima de un bully que creó un grupo en Facebook en el que fue puesta en ridículo.

El asunto debe manejarse no sólo conociendo el fenómeno del bullying y cómo enfrentarlo sino enseñando a usar las redes sociales. Si no se previene, las consecuencias pueden ser lamentables, como sucedió en un caso de Missouri, Estados Unidos, que terminó en el suicidio de una niña de 13 años. Una mamá molesta porque su hija había peleado con su amiguita decidió vengarse de esta al inventar una personalidad de un niño de 16 años en Myspace. Primero la sedujo y luego se burló de ella. La niña, perdidamente enamorada, se ahorcó con una correa.

Se trata de una cuestión de empatía. “Hay que enseñarle al otro a reconocer los límites y a ponerse en los zapatos del otro”, porque, como lo demuestran los hechos, este acoso es más real que virtual.

#cyberbulling #ninos #metepec

5 views