Contacto: (722) 235.20.65 /   info@homytareas.com  

   

Carretera Tenango-Toluca Vicente Guerrero No.748, Bo. San Miguel, Metepec, Edo. México.

  • w-facebook
  • Twitter Clean
  • w-googleplus

© 2013 by HOMY. All rights reserved.

  • Homy School

¿Cómo estimular el lenguaje de nuestros hijos?


El lenguaje es el instrumento de comunicación más importante que poseemos los seres humanos.  Pero además, su adecuado desarrollo es decisivo para estructurar y regular su personalidad, el comportamiento y la relación con los demás.

Es también el principal medio de información y transmisión de cultura.  La familia y, en particular los padres, son el contexto clave, decisivo e insustituible para la estimulación y desarrollo del lenguaje y la comunicación.

 El lenguaje se organiza en tres dimensiones:

1. USO: expresar sentimientos, realizar peticiones, dar explicaciones.

2. CONTENIDO: Está relacionado con el vocabulario, las palabras que se conocen, se comprenden, se definen y se usan.

3. FORMA: organización de las palabras en la oración y la pronunciación correcta de todos los sonidos de nuestra lengua. 

Para que desarrolles y estimules adecuadamente el lenguaje de tu pequeño, te proponemos estrategias:

* Habla con ellos despacio, con frases comprensibles y directas, bien ordenadas y lo más importante sin gritar.



* Exígeles que hablen con oraciones, no con palabras sueltas y ayudales a realizar oraciones.

* Traduce su habla. Si no pronuncia bien o no construye oraciones correctamente, repitele despacio y de forma adecuada lo que nos quiere decir:

* En los niños que tienen dificultades para pronunciar o comunicarse, es bueno que, aunque entiendas su habla, hagas como que no comprendes, para forzarle a comunicarse mejor.

* Leele cuentos e historias, ya que es una forma muy eficaz de enseñarle un modelo correcto de cómo se construyen oraciones y diferentes formas verbales.

* Haz juegos con ellos de terminar frases. 

* No trates de imitar su habla infantil, esto le perjudicará: hablale siempre como adulto. 

* Enseñale el nombre correcto de los objetos, comenzando por los más familiares.

* No enseñéis nombres infantiles o diminutivos: el gua-gua; la bibi; el pipi… enseñales desde el primer día los nombres correctos: perro, mamila, pájaro…

* Repasa de manera lúdica el vocabulario que va aprendiendo: “¿Cuál es el tenedor? ¿Cómo se llama esto?  Aprovecha todas las ocasiones para enseñarle el nombre de las cosas.

* Siempre que te pregunten por el nombre de los objetos o por el significado de las palabras, respondele correctamente. 

*El aprendizaje de las nuevas palabras, especialmente los sustantivos, debe tener en cuenta tres aspectos: el nombre, “esto es una mesa”; la función o descripción, “es de madera, sirve para poner cosas encima…;” y muy importante, la categoría a la que pertenece, “es un mueble”. 

* Enseñale parecidos y semejanzas entre palabras. “¿En qué se parecen un conejo y un gato? ¿En qué se parecen una naranja y una manzana?” 

* Enseñale progresivamente también a responder a estas preguntas: ¿quién? ¿dónde? ¿por qué? ¿cómo? Utiliza situaciones de la vida diaria, cuentos o fotografías de situaciones. 

* Si un niño o niña no habla hacia los dos años o solo dice “papá”, “mamá” y poco más, consulta con un especialista ya que a ésta edad no es normal que no hable y es un signo de alarma que obliga a actuar con premura, aunque solo sea por prevención. 

* Si a partir de los 18 meses el niño no tiene intención comunicativa, con personas que no sean exclusivamente sus padres, no hace gestos con intención clara de decir algo, no señala y no habla, es un signo de alarma para consultar a un especialista.

* Algunos sonidos, como la “rr” se adquieren más tarde. Hasta los 4 años y medio no es preocupante que no pueda pronunciarlo. 

*Abusar de los alimentos triturados, del chupón o del biberón, puede provocar problemas de pronunciación correcta de todos los sonidos del habla.

#terapiadelenguajehomymetepeccreatividad #lenguaje #autoestima #creatividad #crecimientooportuno #diversion #educación

5 views